6.21.2006

ESQUINAS, RINCONES

En cualquier esquina hay un ángel bueno. No en los rincones, que son habitaciones de demonios, esto es, ángeles malos. Por eso con ramos del Corpus, con flores de las calles, de esas que están en el suelo cuando pasa la procesión del Corpus, debemos exorcizar los rincones, para que en ellos no habite el mal y no nos arrincone... También sirve poner durante quince días una imagen de la virgen en cualquier soporte (estatuila de plástico, etc., estampa...), en el rincón, para que quede limpio y santo. Es conveniente en las habitaciones de dormir y en las que se hagan limpiezas del cuerpo y su cuidado, como cuartos de baño, etc.